Troker musicaliza el primer largometraje mexicano

 

Ciudad de México. “Nunca imaginamos el enorme trabajo que implica musicalizar una película y menos una como La Banda del Automóvil Gris, primer largometraje del cine mexicano, de Enrique Rosas”, expresó Samo, bajista del grupo Troker, que crea melodías instrumentales dentro del jazz, rock, hip hop y otros géneros que hoy se mezclan sin límites.

 

En conferencia de prensa, efectuada en un salón del hotel Benidorm de la colonia Roma, para presentar el disco, Samo añadió que Troker ya lleva 13 años trabajando. Se crearon en Guadalajara. “En 2012 nos invitó la Cineteca Nacional a formar parte de un ciclo con bandas de rock para musicalizar películas. Elegimos La Banda del Automóvil Gris y el proceso ha implicado casi como componer música para tres discos. A la distancia estamos satisfechos con el resultado. Ha sido interesante presentarlo en el Lunario, en el Teatro Degollado, en el Teatro Diana, en Londres, París, Madrid, Bogotá. Hemos sido parte de la labor de llevar el cine mexicano a otros países.

“Desde un momento nos propusimos que la película fuera la protagonista. En su original es muda y el cd lleva como título 1919 Música Para Cine. Son 15 temas. Antes lanzamos el videoclip del sencillo Claroscuro, el tercero de nuestro álbum Crimen sonoro. Con ese sencillo despedimos a Gil Cervantes y dimos la bienvenida a Isaías Flores en la trompeta.”

Como banda independiente, todo ha sido orquestado y gestionado desde sus oficinas en Guadalajara. “Contamos con aliados y agencias en Brasil, Estados Unidos, Canadá, Europa. Eso aumenta el currículum, donde ya destaca que en el verano de 2013 y 2014 nos presentamos en el mítico Festival Glastonbury, en Inglaterra, en uno de sus escenarios principales, el West Holts. En 2015, cumplimos cumplimos otro sueño: tocar en el Festival de Jazz de Montreal.”

Por eso los invitaron a musicalizar una película, pero el trabajo fue arduo. La cinta parte de hechos reales: sobre la banda más temida de ladrones en la ciudad de México en tiempos postrevolucionarios, cuando la capital estaba desolada, violentada y herida. Troker utiliza géneros como el jazz, cha cha cha, electrónica, ranchera y rock, para vestir el drama, el suspenso y la acción.

Samo: “Por ser nosotros una banda instrumental hemos aprendido a usar la improvisación. Aquí la música está al servicio de la película. Lo que hicimos en este caso son canciones instrumentadas. La gente nos ha dicho que con las canciones se imaginan una historia.”

Son una banda independiente a lo largo de toda su trayectoria. “Esto ha sido una labor de ir abriendo caminos. Por ser una banda instrumental cuesta trabajo que los medios se abran. Lo mismo en los festivales, en los cuales hay que explicar lo que hacemos, pero cuando ven que el público baila, cierra los ojos e imagina, eso nos hace pensar que el camino es tocar, tocar y tocar. Hemos tenido cuatro años de locura, de giras y giras.”

Samo expuso que La Banda del Automóvil Gris lo remite a una época de México en la que se escuchaban canciones muy tristes, muchas guitarras. Había melancolía. La sociedad se estaba levantando de nuevo, tras la Revolución. El gobierno buscó atrapar a La Banda del Automóvil Gris, para que ya no castigara al pueblo. El pueblo se organzó para atrapar a los ladrones. A cien años, esta película sigue siendo reflejo de lo que ocurre en el país: de policías coludidos con el crimen; del ejército y de gobernantes que aprovechan la situación. Capturan a la mayoría de la banda. La película, al final, muestra un fusilamiento de los ladrones. Eso alecciona. Es real. ¡Imaginen musicalizar eso!”

Leave a Reply

required

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.